Contratación con entes del sector público que no son administración pública

A raíz de una reciente consulta formulada por uno de nuestros clientes, nos ha suscitado que puede resultar de interés para otros empresarios el régimen aplicable en casos de contratación con entes como consorcios, fundaciones públicas o entidades públicas empresariales.

Hemos de decir que estos entes forman parte del sector público y son poder adjudicador de contratos con terceros pero no son Administración pública en sentido estricto.

La singularidad de estos entes hace que su contratación con terceros, esto es, con empresarios, se rija por Derecho Privado. Pero esto no debe llevarnos a confusión.

Pues, en realidad, lo que supone es que estos contratos se regirán:

– En cuanto a su preparación y adjudicación, por sus normas específicas, por el Real Decreto       Legislativo 3/2011, de 14 de noviembre, que aprueba el texto refundido de la Ley de Contratos del Sector Público (en adelante referida como “TRLCSP”).

– TRLCSP y sus disposiciones de desarrollo y, supletoriamente, las restantes normas de Derecho Administrativo o, en su caso, de Derecho privado.

– En cuanto a sus efectos y extinción, por el Derecho privado.

– En cuanto a la modificación de los contratos, será de aplicación las normas contenidas en la TRLCSP.

Como hemos dicho, la preparación y la adjudicación del contrato se regirán por las normas específicas y, en lo no previsto en éstas, por lo establecido en el TRLCSP.

Si bien, según lo establecido en la Ley, dependiendo del tipo de contrato, la adjudicación estará sometida a los principios de publicidad, concurrencia, transparencia, confidencialidad, igualdad y no discriminación.

Del mismo modo, el poder adjudicador deberá aprobar unas instrucciones, de obligado cumplimiento en su ámbito interno, en las que se regulen los procedimientos de contratación de forma que quede garantizada la efectividad de los principios señalados en el párrafo anterior y que aseguren que el contrato es adjudicado a quien presente la oferta económicamente más ventajosa.