LEXNET.

El pasado 1 de enero entró en escena el denominado efecto “papel cero” en la administración de justicia. Así es, ha pasado a ser obligatorio (en teoría) que todas las comunicaciones entre Juzgado y operadores jurídicos sean telemáticas a través del sistema LEXNET.

Lexnet es una plataforma de intercambio seguro de información entre los órganos judiciales y los operadores jurídicos que, en su trabajo diario, necesitan intercambiar documentos judiciales. Para facilitar a los letrados el uso de ese sistema, RedAbogacía ha desarrollado Lexnet Abogacía, servicio que permite recoger y gestionar de forma telemática las notificaciones, así como, remitir escritos o demandas a los órganos judiciales en los procedimientos en que no sea preceptivo el procurador.

La realidad es que se están encontrando problemas y reticencias, ya que los medios no son los más idóneos y está suponiendo un quebradero de cabeza y problemas añadidos a la labor de los abogados. La informática, principalmente, está jugando malas pasadas a los letrados, que venimos quejándonos del plazo de tiempo para la adaptación a este sistema.

El cambio legal obliga a utilizar el sistema informático para denuncias y escritos de trámite a diversos operadores judiciales como los procuradores, los abogados del Estado, los trabajadores sociales o los letrados. Y pese a que hasta ayer (por 11 de enero) la actividad judicial no alcanzó el ritmo habitual, el sistema parece que empieza a funcionar con cierta normalidad, aunque presenta algo de inestabilidad, lo que puede concluir en disgustos. Tendremos que ser todavía más cautelosos (si cabe) en nuestra labor.

En cualquier caso, la realidad es que algunos abogados están ampliando su relación con los procuradores para que éstos se encarguen de la tramitación incluso en procesos como los delitos leves (antiguas faltas, en lo Penal), reclamaciones inferiores a 2.000€, peticiones iniciales de procedimientos monitorios, etc., donde la intervención de Procurador no es necesaria legalmente.

Habrá que ver quien termina pagando los efectos colaterales del “papel cero”, esperemos que no se incremente la minuta para el cliente al tener que abonar los servicios del procurador en casos en los que a priori no sería necesario contar con él.