¡Lo conseguimos!

Uno de nuestros clientes ha sido indemnizado por el retraso anormal y culpable de la Administración en resolver un tema tan sensible como es el de la dependencia, por tratarse precisamente de personas muy mayores.

La madre de nuestro cliente solicitó una prestación en materia de dependencia, como muchas otras personas en condiciones similares. Transcurrieron dos años sin que se hubiera aprobado el PIA (Programa Individual de Atención), imprescindible para cobrar la prestación, y falleció con propuesta de PIA elaborado, pero antes de que llegara a aprobarse por la Administración.

La autoridad competente decidió archivar el expediente por haber fallecido y, por tanto, según este organismo público, no tenía derecho a cobrar cantidad alguna. Este despacho reclamó por esta decisión, obtuvo resolución judicial que condenaba a la Administración, y nuestro cliente ha sido indemnizado.