NOVEDADES SOBRE TRANSFERENCIAS SEPA

¿Qué es SEPA?

Las siglas SEPA son el acrónimo inglés de Área Única de Pagos en Euros (Single Euro Payments Area, SEPA). Se trata de la iniciativa que permite, a particulares, empresas y organismos públicos, efectuar pagos en euros, sin utilizar efectivo, desde una cuenta situada en cualquier lugar de la zona, mediante un único conjunto de instrumentos de pago y con las mismas condiciones, eficiencia y seguridad con que se realizan en el ámbito nacional.

La SEPA inició su andadura en enero de 2008, con la entrada en funcionamiento de las Transferencias SEPA, a la que siguió en 2009 el lanzamiento de los Adeudos Domiciliados SEPA. Bajo una perspectiva geográfica, la SEPA abarca todos los países miembros de la UE, así como Islandia, Liechtenstein, Mónaco, Noruega y Suiza.

En este sentido, además de la promulgación de la Directiva de Servicios de Pago, uno de los últimos hitos ha sido la adopción del Reglamento CE 260/2012, norma europea que establece los requisitos técnicos y empresariales para las transferencias y los adeudos domiciliados en euros que tengan lugar entre los 33 países participantes en área SEPA.

Dicho Reglamento establece que el 1 de febrero de 2014 es la fecha límite para que los instrumentos de pago nacionales (transferencias y adeudos) hayan sido reemplazados por los instrumentos comunes a toda la UE, esto es por los instrumentos SEPA. A partir de esa fecha ya no se podrán realizar operaciones en euros fuera del sistema SEPA.

En resumidas cuentas, desaparece la diferencia entre cobros y pagos nacionales e internacionales dentro de la Zona Única de Pagos en Euros. A partir del 1 de febrero de 2.014, todos serán cobros y pagos únicamente SEPA.

¿Cómo me afecta SEPA?

Básicamente, el único cambio de hábito que deberán adoptar los clientes particulares es obtener el IBAN de la cuenta de destino de las transferencias que vayan a ordenar y facilitar el IBAN y el BIC de su cuenta cuando vayan a recibir transferencias o domiciliar recibos.

¿Qué son el IBAN y el BIC?

El IBAN (INTERNATIONAL BANK ACCOUNT NUMBER) es el código de número de cuenta bancaria en formato internacional para la identificación única de cuentas abiertas en entidades financieras. Está compuesto por una serie de caracteres alfanuméricos que identifican una cuenta determinada en una entidad financiera, es decir, a cada cuenta le corresponde un único IBAN y a través de este código se identifican el país, la entidad, la oficina y la cuenta.

El IBAN sustituye al CCC actual:

El BIC (BANK IDENTFIER CODE) es el Código de Identificación Bancario e identifica al banco asociado a la cuenta. Por ejemplo, para “la Caixa” es CAIXESBBXXX; para “Bankia” es CAHMESMMXXX; para “Banca March” es BMARES2MXXX; o para “Caixa Colonya” es CECAESMM056.

Es el código internacional de identificación bancaria que permite una identificación única de cada entidad de crédito y/o de sus oficinas.

Preguntas frecuentes:

¿Tengo que hacer alguna gestión para recibir pagos o cobros SEPA?

Normalmente no será necesario que los clientes realicen ninguna gestión, las cuentas ya están preparadas para ordenar o recibir operaciones SEPA de transferencias y adeudos domiciliados. Asimismo, se recomienda obtener la información directamente de su entidad bancaria.

¿Puedo seguir utilizando el CCC?

Para las transacciones SEPA (transferencias y recibidos) se utiliza el código IBAN (International Bank Account Number) como identificador único de la cuenta, y el BIC (Business Identifier Code) como identificador de la entidad financiera en la que se encuentra la cuenta. En este sentido, las entidades irán suprimiendo el CCC de manera paulatina en las comunicaciones de clientes, hasta su eliminación.

¿Cuál es mi IBAN?

Hay diferentes vías que le permiten conocer su número de cuenta en formato IBAN, normalmente en los extractos de cuenta, libretas, talonarios, justificantes de pago, aparecerá, sino en su oficina gestora le informarán del mismo.